Solidaridad de reclusos permitió que niños pudieran celebrar su día

0
68

 

 

Campaña de recolección de alimentos fue todo un éxito entre privados de libertad del establecimiento penitenciario de San Felipe.

 

 

Felices con sus cotonas, leches, jugos y golosinas se mostraron los menores del jardín infantil Sol Naciente, ubicado en la Villa 250 Años, de San Felipe. Más de cien pequeños disfrutaron de un Día del Niño muy especial y que pudo realizarse, el pasado viernes, producto de la ayuda entregada por la población penal del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP)  de San Felipe.

 

Los poco más de 300 reclusos se unieron para ir en ayuda de los pequeños, decidiendo juntar las colaciones que les entrega Gendarmería y donarlas al jardín. Fue así como lograron reunir 200 leches, 210 jugos, 288 brownies y 212 galletas, además de fabricar 120 pecheras o cotonas en el taller de corte y confección que funciona en la unidad.

 

Dos asistentes de párvulo llegaron hasta el establecimiento penitenciario cerca de las 11:00 horas del viernes. En la oportunidad fueron recibidas por el jefe de la unidad, mayor Felipe Campos, quien fue acompañado por dos internos que lideraron la iniciativa. Fueron estos reclusos los encargados de entregarles dos bolsas ecológicas, fabricadas en la misma unidad, con algunos de los alimentos que con tanto esfuerzo y cariño recolectaron.

 

En la ocasión la educadora Elizabeth Guerra afirmó que: “Enviamos una carta y tuvimos una muy buena respuesta. Nunca imaginamos que nos iban a dar este regalo y que junto con los reos iban a hacer este regalo, que en realidad es para los niños y que es muy significativo para ellos. En realidad estamos muy agradecidas, muy agradecidas”.

 

Por su parte el interno Fernando Alam, uno de los principales responsables del éxito de esta iniciativa, detalló la labor que realizó para poder llevar adelante esta campaña solidaria.

 

“Me encargué de conversar con la población penal, gestionar todas las cosas para ayudar a los niños. Resultó bueno porque la mayoría de los condenados participamos, lo que es bueno para nuestros angelitos que están en el medio libre”.

 

Posteriormente el jefe de unidad se trasladó hasta el Jardín junto a otros tres funcionarios para entregar la ayuda y compartir con los niños, quienes los recibieron felices y de inmediato se pusieron sus cotonas y disfrutaron de los dulces.

 

CELEBRACIÓN EN EL CCP

 

Pero los privados de libertad del CCP sanfelipeño y de las restantes unidades de la región también pudieron celebrar el Día del Niño. Con el objetivo de que pudiesen estar acompañados por sus hijos, padres y parejas, el mayor Cornejo determinó extender el horario de las visitas durante el sábado y domingo.

 

“Logramos organizar una celebración tanto para los hijos de las personas recluidas como ir en ayuda de este jardín infantil. El día sábado y domingo hay una vista extendida. Lo normal son dos horas y algo y ahora van ser cuatro o cuatro y media. La misma donación que estamos entregando al jardín va a estar disponible para los hijos de los internos”, expresó el jefe de unidad.

 

De esta manera, quienes se encuentran privados de libertad pudieron ir en ayuda de quienes lo necesitan y también festejar junto a sus familias un día tan especial.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here