Servicio de Salud Aconcagua y Escuela Industrial Guillermo Richards Cuevas firman convenio de colaboración para reparación de ayudas técnicas.

0
48

 

Cerca de 300 implementos podrán ser reutilizados por los usuarios de la red de salud de Aconcagua gracias a habilidades y conocimientos de los alumnos.

Con la firma de un convenio entre la escuela Industrial Guillermo Richards Cuevas, el Consejo de Participación Social y el Servicio de Salud Aconcagua  se materializa el compromiso para trabajar en la reparación de ayudas técnicas utilizadas por los usuarios de toda la red de salud de Aconcagua.

Estas ayudas técnicas fueron adquiridas a través de la estrategia de Presupuestos Participativos, implementadas desde hace 10 años, siendo la segunda estrategia más antigua del país a nivel de Servicio.

En este camino muchas de las ayudas técnicas se han ido deteriorando y este convenio permitirá reutilizar y reparar estas herramientas que van en beneficio de la comunidad.

“Esto representa una asociatividad entre el Servicio de Salud, el Consejo de Participación Social y la Escuela Industrial en poder reparar las ayudas técnicas que tenemos hace un tiempo guardadas en las bodegas de nuestros establecimientos, las cuales la comunidad las requiere. Desde hace 10 años venimos implementando la estrategia de  presupuestos participativos  donde se le entrega a la comunidad la responsabilidad de decidir en qué poder utilizar los recursos y  en estos 10 años  siempre ha salido el tema de las ayudas técnicas como una gran necesidad pero durante este  tiempo se han deteriorado y es así como nace  esta idea desde el Consejo de Participación Social que se une en esta alianza para poder hacer estas reparaciones”. Señaló Carolina González, Jefa del Departamento de Gestión de Atención Primaria del Servicio de Salud Aconcagua.

Andres Vargas, Director Escuela Industrial mencionó: “Es una gran oportunidad que se nos presenta gracias al Servicio de Salud para poner en práctica las habilidades y conocimientos que nuestros alumnos tienen, además dándole una connotación de servicio social que efectivamente está en la línea de formación que nuestro establecimiento quiere entregar a sus alumnos”.

María Salinas, representante Comisión Presupuestos Participativos, “Nosotros durante 10 años hemos trabajado con los presupuestos participativos del Servicio y nos hemos dado cuenta que siempre se escogen las ayudas técnicas, ya que se deterioran muy fácil y esto es una forma de ayudar a las personas menores de 64 años que no son cubiertas por el AUGE, y muchas de estas personas no tienen recursos para adquirir una ayuda técnica y pudiendo repararse van a ser de gran ayuda.”

Las primeras ayudas técnicas entregadas al establecimiento educacional fueron del Cesfam Valle Los Libertadores de Putaendo y una vez reparadas se entregarán las de los demás establecimientos de la red.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here